Skip to main content
Cotización Contáctenos
Un cirujano de confianza para la deformidad del oído de su hijo Reno, NV

No todos los bebés nacen perfectos. Las deformidades pueden ocurrir en el interior o el exterior del cuerpo. Una de las malformaciones congénitas externas más comunes afecta a las orejas. En la mayoría de los casos, esto incluye orejas prominentes o que sobresalen de la cabeza. Si bien esto puede no ser una amenaza para la salud de su hijo, puede traer algunas consecuencias muy no deseadas en términos de estética. La mayoría de los padres buscan un cirujano plástico pediátrico para la reconstrucción de la deformidad del oído antes de que el niño sufra daños emocionales por las burlas de sus compañeros en la escuela.

¿Cómo ocurre la deformidad del oído?

Las deformidades del oído a menudo se heredan. De hecho, los informes indican que casi el 60 % de las personas afectadas tienen antecedentes familiares de orejas protuberantes. Las orejas pueden parecer prominentes o deformadas cuando el antihélix (borde externo de la oreja) está subdesarrollado y no se pliega hacia la cabeza o cuando la concha está demasiado desarrollada y hace que las orejas sobresalgan aún más. En cualquier caso, esta es una deformidad física que normalmente no afecta la audición, pero puede causar problemas emocionales y de comportamiento debido a las burlas o a que se les llame «orejas tontas».

Cuándo considerar la otoplastia

La corrección de la deformidad del oído se realiza mejor en una etapa temprana. Sin embargo, las orejas deben estar completamente desarrolladas antes de que la cirugía reconstructiva de orejas pueda tener éxito. Por lo tanto, se recomienda tratar las orejas prominentes cuando su hijo tenga alrededor de 5 o 6 años.

La otoplastia pediátrica es un procedimiento seguro y altamente efectivo que generalmente se realiza bajo anestesia general para garantizar que el niño se mantenga tranquilo y quieto. Las incisiones se hacen discretamente detrás de las orejas. El cartílago se remodela y las orejas se colocan más cerca de la cabeza. Se utilizan suturas para cerrar la incisión. Su hijo se irá a casa con un vendaje en las orejas. Se pueden recetar analgésicos para aliviar la incomodidad temporal que su hijo pueda experimentar. La recuperación total puede durar de 10 a 15 días dependiendo de cada caso en particular. Si bien cualquier tipo de cirugía en su hijo puede ser aterrador, puede confiar en que esta es una cirugía plástica comúnmente realizada que puede transformar su apariencia y mejorar su autoestima de por vida.

¿Quiere saber más sobre la cirugía plástica pediátrica de orejas en Reno? Llame a Avance Plastic Surgery para programar su consulta.

5570 Longley Lane, Suite A
Reno, NV 89511

Phone: (775) 800-4444

Email:

Galería

Visite

Comentarios

4.9 / 5.0

5.0 estrellas de 285 opiniones